Juan Diez de BETANZOS

Su vida está envuelta en la oscuridad. No se sabe con certeza donde nació, pero su apellido indica sin lugar a dudas que es originario de Betanzos, una de siete  capitales históricas del antiguo reino de Galicia y que desciende de Fernán Pérez de Andrade, señor feudal de aquellas tierras conocido por sus obras como "O Bó" El Bueno.

Su nombre completo fue Juan Díez de Betanzos, pero él prefería firmar como Juan de Betanzos. No sabemos cuando viajó a América; pero recientes investigaciones de Carmen Martín Rubio han permitido precisar que estuvo en la Isla del Gallo formando parte de la expedición dirigida por Pizarro en busca del reino Inca. Aunque no se encontró en el primer grupo que avanzó hasta Cajamarca y apresó al Inca Atahualpa en 1533.

Casó con la princesa inca Cuxirimay Ocllo, que había sido mujer principal de Atahualpa, y -según demostró el Cronista Oficial de Cuzco, Profesor Villanueva Urteaga- vivió en la casa-palacio que aún se conserva en la plaza de Limacpampa de esta ciudad..

Su matrimonio le unió familiarmente con la nobleza incaica y su conocimiento del quechua le permitió obtener de primera mano toda la información sobre el origen, la expansión y el trágico final de aquel imperio inca, que narra en su "SUMA Y NARRACION DE LOS INCAS" , escrita entre 1551 y 1558 en Cuzco. Constituye el primer legado histórico referido a la genealogía de los Incas, y uno de los documentos etnográficos más importantes del mundo andino

Esta obra, se perdió con el paso del tiempo. Y sólo se conocía una pequeña parte de ella - descubierta hace casi cien años en El Escorial por el historiador español Jiménez de la Espada- hasta que Carmen Martín Rubio encontró un ejemplar completo en la biblioteca de la Fundación March en Palma de Mallorca.

El texto constituye el primer legado histórico referido a la genealogía de los Incas y uno de los documentos etnográficos más importantes del mundo andino; ya que revela a los investigadores nuevos y sorprendentes datos sobre la historia y la cultura inca. Concluye con la despedida de Juan de Betanzos que parte como mediador para negociar la pacificación del reino de Vilcabamba, gobernado por el Inca Sayri Túpac, el cual mantenía su independencia frente a la corona española.

La primera Expedición JUAN DE BETANZOS-VILCABAMBA 97 se inició tratando de  seguir los pasos de Juan de Betanzos como negociador,  para desentrañar los misterios del reino perdido de Vilcabamba: Sus viejos caminos, las  fortalezas que protegían sus ciudades y el emplazamiento de la capital donde reinó Tupac Amaru, el último Inca, aquí representado en un retrato imaginario posterior a su ejecución en Cusco.


Álbum de Fotos || La Expedición || En busca de Vilcabamba || Vilcabamba.Net
Diario de la Expedición || Patrocinadores || Tienda